Salud Técnicas Manuales

Técnica Metamórfica: Una técnica para florecer

La técnica metamórfica es una herramienta de evolución personal y liberación de bloqueos energéticos que a pesar de lo sencilla que parece a simple vista es transformadora y muy vital.

En que consiste

La técnica como tal consiste en unos suaves toques a modo de carias en los pies, las manos y la cabeza, concretamente en las zonas reflejas de la columna vertebral. Y lo que consigue es remover hasta eliminar, los bloqueos energéticos y de patrones de conducta que se han ido instalando en nosotros desde el momento en que fuimos concebidos y aún más atrás.

Desde el momento en que somos concebidos empieza a conformarse nuestra personalidad, a frenarse nuestra energía por traumas y miedos, y a instalarse en nosotros una forma de ver y entender el mundo y una forma de vernos y etiquetarnos a nosotros mismos, que va a marcar cómo nos relacionamos con el mundo y con nuestro propio yo.

Es fácil visualizar que la forma en que vive la vida una persona que ve el mundo como acogedor y amoroso será muy distinta de la forma en que la vive otra que ve el mundo como un lugar amenazador en el que cualquier cosa mala le puede pasar.  Y la forma en que cada uno percibe el mundo tiene mucho que ver con lo que vivió mientras era gestado en el vientre de su madre y cómo fueron o no cubiertas sus necesidades materiales y no materiales durante sus primeros años de vida.

¡Pero nunca es tarde para liberarnos de lo que nos bloquea y decirle sí a la vida! No debemos creer que nuestros traumas, ya sean grandes o pequeños, nos dan permiso para quedarnos estancados, paralizados y sin ofrecerle al mundo el amor que realmente somos, porque esa es la verdadera razón de nuestra existencia: amar la vida y dejarnos amar por ella. Podemos hacer muchas cosas para soltar todo ese lastre y sonreírle a la vida como se merece, y una de las herramientas que tenemos para ello es la Técnica Metamórfica.

En la Técnica Metamórfica encontraremos una técnica sencilla que no requiere de un lugar muy especial, ni siquiera de una camilla, y a la que podemos acercarnos sin miedo, porque nunca va a traer más crecimiento del que seamos capaces de sostener en el momento actual.

Conforme vamos recibiendo sesiones de técnica metamórfica la energía va circulando mejor por nuestra columna vertebral, se calma nuestra mente, soltamos y dejamos marchar emociones no gestionadas ni expresadas y nos atrevemos a hacer cosas que hasta ahora sólo soñábamos pero qué sabíamos que podían ser maravillosas para nosotros. Vamos en general creciendo y evolucionando hacia una mejor versión de nosotros mismo, porque eso es  lo que hace esta maravillosa técnica: dejar que aflore nuestro más auténtico Ser después de haber podado con suavidad aquellas hojas muertas que le impedían florecer.

Vanessa Barros
Profesora  de Técnica Metamórfica
en Centro de Estudios  Vipassana
www.vipassana.es

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies