Salud Terapias Naturales

¿Qué es la Homeopatía?

Homeopatía

La homeopatía es una excelente medicina preventiva.

La Medicina Homeopática

La medicina homeopática tiene dos peculiaridades que la hacen diferente de la terapéutica convencional que son: el medicamento homeopático y la forma de prescribir el medicamento.

La homeopatía fue desarrollada por un médico alemán Samuel Christian Friederich Hahnemann a finales del siglo XVIII. Este médico describió la preparación y el método de aplicación de unos medicamentos que posteriormente recibieron el nombre de medicamentos homeopáticos.

Hahnemann confirmó la hipótesis de que una sustancia que provoca en un sujeto sano un conjunto de síntomas es capaz de curar, a dosis muy bajas, síntomas semejantes en una persona enferma ( una sustancia es capaz de curar una enfermedad semejante a la que ella es capaz de provocar en una persona sana ).

De esta forma y tras varios años de estudio y de experimentación clínica, Hahnemann puso a punto este método terapéutico que llamó Homeopatía ( del griego homeios= semejante y pathos= enfermedad ).

El medicamento homeoático

Los medicamentos para uso Homeopático se preparan a partir de productos de origen vegetal, animal o de productos químicos (minerales u orgánicos). Se parte de tinturas madres para los productos solubles en agua o alcohol, y de trituraciones para aquellos productos que no son solubles en agua ni en alcohol. Durante su preparación, el medicamento Homeopático es sometido a un doble proceso:

Desconcentración progresiva (dilución)

Se puede hacer al 1/10 o al 1/100.

Los productos solubles en agua o en alcohol se desconcentran mediante una solución hidro-alcohólica, los insolubles (previamente triturados) se desconcentran mediante una trituración con lactosa. A partir de la 3ª desconcentración el producto se hace soluble y las siguientes desconcentraciones se realizan ya con solución hidro-alcohólica. Se pueden realizar tantas desconcentraciones al 1/100 como se desee pero lo más frecuente es realizar hasta 30 desconcentraciones.

Agitación vigorosa (dinamización)

Después de cada desconcentración se procede a agitar fuertemente la solución. A este proceso se le llama ‘Dinamización’. En el proceso de fabricación del medicamento homeopático se siguen rigurosamente las indicaciones recogidas en la Farmacopea Francesa o Alemana.

La forma de preparación del medicamento homeopático hace que éste carezca de efectos secundarios e interacciones medicamentosas.

Beneficios

En las enfermedades de repetición los medicamentos homeopáticos aumentan las defensas y regulan el organismo del sujeto enfermo haciendo que este deje de enfermar.

La homeopatía es una excelente medicina preventiva.

Indicaciones

Los medicamentos homeopáticos pueden estar indicados en numerosos enfermedades:

Problemas otorrinolaringológicos y bronquiales:

Otitis, rinitis, faringitis, amigdalitis, laringitis, traqueítis, y bronquitis, asma. Tanto infecciosos como alérgicos.

Problemas digestivos:

Acidez, ardor, pesadez, malas digestiones, flatulencia, úlcera gastro-duodenal, diarrea, estreñimiento. Náuseas, vómitos. Aftas.

Problemas cardiocirculatorios:

Hipertensión arterial, arteriopatías periféricas, problemas venosos: varices, pesadez de piernas.

Problemas osteo-articulares:

Todo tipo de dolor muscular y/o articular sea por artrosis o por artritis: dolor de cuello, de hombros, de codos, de muñecas. Lumbago, lumbociática, dolor de rodillas, dolor de tobillos etc.. Esguinces, contracturas etc..

Problemas urológicos:

Infecciones urinarias de repetición, prostatismo.

Problemas ginecológicos:

Dolor durante la regla, alteraciones de la regla, síndrome premenstrual, trastornos de la menopausia.

Problemas dermatológicos:

Eczemas, urticarias, acné, forúnculos de repetición, herpes simple y zoster

Problemas neurológicos:

Cefaleas y migrañas.

Problemas oftalmológicos:

Conjuntivitis, blefaritis, orzuelos, dacriocistitis.

Problemas de comportamiento y psiquiátricas:

Ansiedad, angustia, depresión, estrés, cansancio psíquico.

Problemas pediátricos:

Otitis, anginas, bronquitis, asma, diarreas, vómitos, problemas de piel, aftas, problemas durante la dentición, trastornos del sueño, alteraciones en el rendimiento escolar, alteraciones en el comportamiento.

Problemas endocrinológicos:

Obesidad. Hipotiroidismo. Diabetes.

Estos son sólo unos ejemplos, pero la lista podría ser interminable, y lo que es mejor de todo es que es muy efectiva en todas aquellas patologías de difícil determinación o con síntomas contradictorios o paradójicos.

Metodología y forma de prescribir el medicamento homeopático:

Sabemos que toda sustancia farmacológicamente activa provoca en un individuo sano y sensible un conjunto de síntomas que son característicos de esa sustancia y que llamamos patogenesia.

Toda persona enferma presenta un cuadro clínico característico de su enfermedad y de su forma de enfermar. Hay una serie de síntomas y signos que caracterizan la enfermedad y que permiten hacer el diagnóstico nosológico. Pero además existen una serie de síntomas y signos que son característicos de su forma de enfermar y que quizás no presente otro enfermo con la misma enfermedad.

Para tratar a una persona enferma con un medicamento homeopático tenemos en cuenta tanto los síntomas característicos de la enfermedad como los síntomas particulares de la reacción del enfermo ante la enfermedad y le daremos aquel medicamento homeopático que experimentalmente sea capaz de provocar en un sujeto sano el conjunto de síntomas que presenta el enfermo.

El médico homeópata es decir aquel que habitualmente o preferentemente utiliza los medicamentos homeopáticos, ante una persona enferma, procede en primer lugar a realizar una historia clínica detallada, a explorar al enfermo y a pedir todas aquellas pruebas complementarias necesarias para llegar al diagnóstico de la enfermedad. Una vez hecho el diagnóstico y en función del cuadro clínico que presente el enfermo, decidirá cuál es la terapéutica más adecuada para él: cirugía, tratamiento farmacológico convencional, tratamiento homeopático o ambos, fisioterapia etc…

Este aspecto es muy importante porque pone de relieve que la homeopatía es un método terapéutico que aporta al médico otra arma terapéutica más, segura y eficaz.

El medicamento homeopático no es específico de una enfermedad determinada sino que es específico de una ‘forma de enfermar’, esto hace que una misma enfermedad, en diferentes personas, pueda ser tratada con diferentes medicamentos en función del cuadro de reacción que presente cada enfermo y que un mismo medicamento pueda servir para tratar diferentes enfermedades siempre que el cuadro clínico del enfermo coincida con la patogenesia de ese medicamento.

Por ello la homeopatía es una terapéutica individualizada.

Por Begoña de la Iglesia

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies