Crecimiento Personal Salud

Emprender con el Corazón

Emprender con el corazón
Yo soy parte de esa extraña raza de gente que se pasa la vida en un trabajo que no le gusta, para ganar dinero que no quiere, para comprar cosas que no necesita, para impresionar gente que detesta.
Emile Henry Gauvreau

El Terapeuta Emprendedor: Emprender con el Corazón

¿Qué significado tiene el dinero en nuestra vida? ¿Qué creencias y emociones condicionan nuestra relación con el dinero? Abundancia financiera ¿Te lo has preguntado alguna vez? Yo sí, desde algunos años y especialmente desde cuando decidí dedicarme a emprender mi actividad de coaching. En aquel entonces se me dispararon dudas y preguntas que me empujaron a reflexionar sobre el tema.

Leí mucho y empecé con dos de los autores más conocidos: Harv Eker (“mente milionaria”) y Robert Kiyosaky (“Padre rico, padre pobre”), a través cuyas obras, reflexioné acerca de las creencias y las emociones que rodean el tema dinero. Lecturas que aconsejo a todos, muy iluminadoras.

“Los ricos hacen dinero, cuanto más real crees que es el dinero, más duro trabaja para ganarlo. Si comprendes la idea de que el dinero no es real, te enriquecerás más rápidamente.”

Robert Kiyosaki
Autor de “Padre rico, padre pobre”

No obstante, hay una pregunta que suelo hacerme a menudo,

¿Cómo puedo vivir de lo que me apasiona?

El espejismo de la abundancia financiera está muy presente en conferencias y cursos que muchos trainer están ofreciendo para solucionar los miedos y las incertidumbres de personas en crisis con la forma de definir su propia relación con el dinero.

He asistido a varios seminarios relacionados a estos temas y los consejos se han derrochados en abundancia. Un día, participé a una conferencia donde una renombrada experta en marketing, en una sala llena de coaches y terapeutas, compartió con gran generosidad, su formula para gestionar la abundancia financiera y atraer más clientes a la consulta.

Apliqué la formula un par de veces, y tengo que decir que no funcionó tan bien como me esperaba. Lo que conseguí fue incrementar mi agobio acerca de cómo conseguir dinero a través de mis sesiones individuales.

En fin, no creo tanto en las formulas matemáticas, ni a que las cosas aparezcan por si sola, como si fueran a salir de una lámpara mágica. No está mal tener formulas a las cuales acogerse para hacer números y planificar ingresos (con esto estoy de acuerdo) pero los pensamientos y los cálculos lineales, generalmente no tienen cuenta de otros aspectos muy importantes, qué van primero. Por está razón, creo yo, los números no salen.

Hay una definición de la abundancia financiera que escuché de una gran profesional, Annie Marquier (Experta en psicología holística y otros campos de la espiritualidad humana, desde 1982 dirige el Instituto para el Desarrollo de la Persona, en Quebec)

“Existen dos formas de entender la abundancia, a nivel de ego y nivel de alma. A nivel de ego, es cuando entendemos la abundancia como un cúmulo de bienes. A nivel de alma, entendemos la abundancia como nuestra capacidad de crear y atraer en nuestra vida lo que necesitamos”.

Saber lo que uno quiere ganar es tan importante como explorar cuales son tus necesidades fundamentales que dan significado a tu vida y apelar al poder personal para satisfacerlas.

Eso parece un inquirir fácil, sin embargo lleva a un estado de reflexión muy importante que no todos estamos dispuesto a hacer porque implica poner en tela de juicio todo un sistema de creencias bien asentado.

Abraham Maslow explica que las necesidades son impulsos primarios que denuncian un desequilibrio en la energía vital de la persona y lo motivan a actuar. Mientras los animales responden a las necesidades vitales con un repertorio instintivo y automático; los seres humanos entran en acción para satisfacer sus necesidades que están empañadas por una infinidad de interpretaciones y emociones que rinden más compleja la respuesta.

Así que, dos acciones son importantes:

1. explorar y distinguir las necesidades fundamentales, valorarlas, priorizarlas y atenderlas.

2. apelar al poder personal de cada uno para satisfacerlas

El dinero es una entidad neutral con la cual la persona se relaciona desde sus creencias y limitaciones; es un recurso para vivir que para algunos se transforma en un objetivo de vida perdiendo de vista el sentido de las cosas.

Le mentalidad de escasez que predomina en nuestra mente, viene de la influencia que tiene sobre nosotros la sociedad en la cual vivimos y se encuentra constantemente con los temores más comunes: el temor a la pobreza, a la pérdida y a la negación del propio valor.

Las personas con conciencia de escasez tienen inseguridad y falta de confianza en si mismas, en sus recursos y en la vida en general. Tienen la creencia que en el mundo no hay suficiente para ellas.

Son personas que tienen celos, envidias de los que si triunfan y al mismo tiempo no hacen nada para triunfar. Son personas que se sienten victimas del mundo y creen que, injustamente, no tienen su parte.

Esta mentalidad limita la creación de una vida basada en el sentido, en los valores, en la actitud de servicio hacia los demás y en nuestra capacidad para generar abundancia y disfrutar de ella.

Si tu eres un terapeuta y quieres empezar a ganarte la vida con lo que haces, no te pongas como objetivo cuanto quieres ganar, primero explora lo que tienes disponible para ofrecer, indaga en tu misión o propósito vital y/o profesional.

Establecer cifras de ganancias mensuales (ejemplo: Quiero ganar 1500€ al mes) es importante, sin embargo no sirve de mucho si antes no aclaras el sentido de lo que haces y te aseguras que lo que ofreces va a solucionar algunos de los problemas o necesidades más candentes de tu público objetivo, es decir, de tus potenciales clientes.

No empieces por el tejado, empieza por las bases, las fundamentas de tu actividad, empieza con establecer tu misión, la razón por la cual estás aquí y has decidido ofrecer tus servicios al mundo.

Hay una ley universal que es valida para todas las cosas y para todas las relaciones, también en tema de dinero, “primero dar, luego recibir”.

Un día una coach que admiro mucho y que considero una gran profesional, compartió conmigo el secreto de su éxito; sencillas palabras de una gran sabiduría “trabaja con pasión como si no necesitaras dinero, la abundancia está por todos lados, solo hace falta darse cuenta de ello.”

En mi curso, “El terapeuta empendedor: emprender con el corazón”, trataremos tambien el tema de la abundancia y de nuestra relación con el dinero, para que nuestras creencias no nos limiten en nuestro propósito de emprender.

Paola Pozzi
Coaching para almas inquietas
Coaching, Training and Therapy
http://emprendedorasbcn.com/

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies