Esoterismo Salud

Aproximación a la magia de las Velas

Magia de las Velas

Por Pilar Diago, Profesora de la Escuela Vipassana

Desde que existe el ser humano, éste ha venerado a las fuerzas de la naturaleza por considerarlas como algo que no podía dominar ni controlar, sorprendía que una luz que venga del cielo pueda quemar un árbol, matar una persona, etc., aunque siempre ha buscado la forma de contactar, de comunicarse con estas fuerzas, para que en vez de su efecto devastador, se transformara en algo positivo para el hombre, para ello, el hombre antiguo utilizaba la magia.
Así, en los rituales para atraer la caza, el hombre plasmaba su objetivo a través de pinturas, como por ejemplo algunas pinturas rupestres que se han encontrado en algunas cuevas. Daban las gracias al animal y al Universo, a través de rituales como los ejecutados por los indígenas norteamericanos.
De la misma forma, a través de la magia, los seres humanos han buscado como atraer hacia sí, toda suerte de éxitos, de amor, de salud, de energía o de purificación a lo largo de toda la vida.

La magia no existe por sí misma, necesita de la mente del hombre para ejecutarse por eso, como dice un buen amigo mío, “La magia no existe, existe el magia.”
La magia simpática se basa en esa proyección que efectúa una persona o la utilización de objetos parecidos a lo que se quería conseguir para provocar la atracción de lo deseado, es por eso que la persona que decida trabajar con magia debe tener muy claro su código ético, saber trabajar con su mente tanto la concentración como la proyección, disponer de algún pequeño o gran espacio y meditar a poder ser cada día.
La meditación, es un elemento importante para el mago ya que libera de tensión tanto el consciente como el subconsciente, profundiza en el conocimiento de su propia mente y esto le da acceso a informaciones del astral, archivos akásicos, guías, además de trabajar con ello el ego personal, etc.

¿Quién?

Una persona que desee trabajar con ritual es importante que tenga la capacidad de visualizar correctamente, y poseer el conocimiento para escoger las herramientas que sean más compatibles con las energías del trabajo. Por ejemplo, la elección de una hierba que tiene la propiedad de atraer amor no sería útil en un hechizo de expulsión.
Conocimiento también quiere decir saber cuándo solicitar ayuda externa. En el caso de una enfermedad grave quizá se necesita la ayuda de personas cualificadas. Recordad que la magia no es un “curalotodo”.
Asimismo, el oficiante debe ser lo bastante racional como para saber qué objetivos son alcanzables en términos realistas y cuáles no lo son. Todo trabajo cuyo objetivo viole las leyes naturales del universo está condenado a fracasar desde el inicio. Ningún trabajo mágico hará que crezcan alas y se pueda volar o que el cuerpo se vuelva invisible.

¿Dónde?

El lugar donde se efectúen los rituales de magia tiene que ser un lugar en el que la persona o personas pueda/n trabajar con tranquilidad, previamente purificado y que solo se utilice para trabajos energéticos.

Es importante que el espacio esté libre de sustancias u objetos inflamables que puedan originar accidentes.

En este espacio hay que tener todo aquello que podamos necesitar para nuestro trabajo con el fin de no tener que salir constantemente al exterior.
Durante el ritual la única iluminación existente ha de ser la de las velas. Si hay ventanas, tienen que estar tapadas, a fin de que no entre iluminación externa.

¿Cuándo?

En definitiva la luna es un poderoso astro y su energía influye en el día a día del ser humano, es por ello que en los rituales es un elemento importante a tener en cuenta.
Dos días antes y después de la LUNA NUEVA, incluido el mismo día, no debe trabajarse ya que es como si la energía estuviera escondida, oculta y eso no favorece en los ritos.
Así mismo tampoco trabajaremos en LUNA LLENA, ya que podría traer confusión, crear desorden y alteración. Sí es un buen día para meditar y conectar con las energías de la luna.
El resto de los días del ciclo lunar más adecuados para un u otro ritual, dependiendo de que se quiera conseguir.

Velas:

Las velas son objetos en los que descargamos nuestro poder o nuestra intención para que trabajen durante un tiempo determinado. Una vela puede representar a los cuatro elementos. Así el humo representaría al elemento AIRE, la cera al elemento AGUA, la llama al elemento FUEGO y el pabilo al elemento TIERRA.

Código ético y físico en el trabajo con velas:
  1. Para encender una vela hay que tomar conciencia del como, del cuando y del porqué.
  2. Se ha de definir claramente si el trabajo es para uno mismo o para otra persona, en caso de ser esto último, deberemos contar con la aprobación de la persona en cuestión.*
  3. Una vela también sirve para dar luz, amor, o para limpiar.
  4. Encender las velas con cerillas de madera y en lugares en los que no haya corrientes de aire ni puedan ocurrir accidentes.
  5. Es importante que todo el rito se realice descalzos, para tener una mejor conexión con la tierra.
  6. Las velas siempre tienen que estar vigiladas, y evitar que algún niño o animal doméstico pueda provocar algún problema.
  7. La forma de apagar una vela será, colocar la mano detrás de la vela y soplar.
Tipos de velas y usos:
Velas astrológicas o zodiacales:

Las velas astrológicas representan a la persona o personas para las que se realiza el ritual y en las que se pretende iniciar un cambio con la ayuda del ritual. El color se rige por fecha de nacimiento (signo zodiacal). Si se desconoce la fecha de nacimiento de la persona, se puede utilizar velas blancas, sería interesante poner el nombre de la persona, de abajo hacia arriba.

  • Aries: rojo
  • Tauro: verde oscuro
  • Géminis: lila
  • Cáncer: blanco/plata
  • Leo: amarillo
  • Virgo: gris
  • Libra: rosa
  • Escorpión: naranja
  • Sagitario: azul marino
  • Capricornio: negro
  • Acuario:morado/marrón
  • Piscis: azul celeste
Velas de Oración:

Para empezar a trabajar con velas sin tener previa experiencia ni amplios conocimientos, puedes beneficiarte de las Velas de Oración. Son velas que pueden ser como las de ofrenda, las cuales, tienen los colores adecuados a la oración y a quien va dirigida. Dependiendo del santo, tienen un color u utro y un objetivo concreto. Por ejemplo:

  • Amor. Atrae el amor. Rosa
  • Ángel de la guarda Protección Blanco
  • Caridad del cobre Unión de parejas, dinero, protege el hogar. Amarillo
  • Cruz de Caravaca Protección del hogar. Verde oscuro
  • Dr.Gregorio Hernández Curación. Blanco-celeste
  • San Pancracio Salud, suerte, trabajo. Verde claro-v.oscuro
  • San Rafael arcángel Flaquezas físicas/mental. Verde claro
  • San Uriel arcángel Paz, armonía, juicios. Naranja
  • Santa Bárbara Contra todo tipo de problemas. Rojo-verde-blanco

Las velas o velones de oración se pueden utilizar tanto en rituales como independientemente. Sirven para hacer peticiones, para dar las gracias por los objetivos conseguidos o incluso, para honrar a un santo determinado.

O bien con los Velones Preparados:

Son velones que en su interior contienen hierbas y esencias en función del objetivo que se quiera conseguir, habitualmente van acompañadas de una oración e instrucciones. Es importante saber que material se compra, ya que se han detectado velas que se venden como preparadas y en su interior hay velones, pero sin preparar.

Los velones preparados ayudan a trabajar objetivos sin necesidad de un ritual, aunque sí será imprescindible unos minutos de visualización del objetivo. Si se deseara utilizarlo dentro de un ritual, se podría hacer.

Para más información sobre el uso y propiedades mágicas de las velas, más tipos de velas y rituales, etc. existen cursos especializados en los que profundizar en el tema.

¡Que la magia te acompañe!

Pilar Diago, Profesora de la Escuela Vipassana.

www.vipassana.es

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies