Cultura

Un adolescente en mi casa, ¿qué hago?

Un adolescente en mi casa

Un relato cuenta que, “en un puente estrecho, se detuvo en cierta ocasión un burro, afirmándose con terquedad en el sitio. Nadie podía, pues, pasar por el estrecho puente hasta que el burro se apartara. Intentaron arrastrarlo por la cabeza, empujarlo, incluso pegarle en las costillas para moverlo del sitio en el que se había detenido, pero no había modo de hacerlo avanzar.
A un lado y al otro del puente la gente se impacientaba. Hasta que apareció un lugareño que tenía fama de “entender” a los burros. Entonces se acercó a él, agarró al burro por el rabo y tiró de él hacia atrás.

Al sentir el burro que querían hacerlo retroceder, salió como una flecha hacia adelante, dejando el paso libre a los atónitos espectadores que habían presenciado las increíbles habilidades del lugareño, un verdadero “psicólogo de burros”.”

Relato extraído del libro S.O.S. Adolescentes (Ana Isabel Saz-Marín Ed. Aguilar)

Época de cambios

Partiendo este relato, se puede establecer una similitud con los adolescentes, en cuanto a sus contradicciones, su rebeldía, y a ese amor incondicional que emanan por hacer justo lo contrario de lo que se les pide.

Por otra parte, también está claro que de eso trata en gran parte la adolescencia: Del niño/a que ya no es niño/a. De la persona que comienza a tener sus propios criterios y opiniones, que empieza a saber lo que le gusta y lo que no, debido a que está descubriendo su propia identidad y a que la tiene que ir afianzando.

¿Cómo afrontarlos?

Frente a esta realidad, los padres y madres tenéis opciones para abordarla. Una opción sería “agarrar al burro por el rabo y tirar de él”. Si se elige esta opción entrareis en la permanente confrontación con el adolescente. No va a entender por qué nunca puede hacer lo que quiere y por qué todo lo que dice no se tiene en cuenta. Probablemente, mostrará su cara menos amable y rebelde. Por tanto, si se elige permanentemente esta opción, ¿quién será el burro?

Los adultos sois los padres y las madres. Y quiere decir, que sois los que tenéis la capacidad de comprender que lo que está viviendo el adolescente se puede traer a vuestro terreno. Esto no lo olvidéis ni por un instante.

Aquí dejo algunas ideas que ilustran la idea anterior:
  • Ten en cuenta sus opiniones. Dale espacio para que se exprese, de esta manera le harás sentirse partícipe de las decisiones que se tomen.
  • Eres el adulto, pero no lo sabes todo. Abre tu mente a las propuestas que pueda hacer tu hijo/a, al menos considéralas, reforzarás su confianza.
  • Es época de negociar, no de imponer. Consensua horarios de llegada. Negocia las consecuencias si se rompe un compromiso acordado. Estarás invitándole a que se haga responsable de las decisiones que toma.
  • Tú eres su ejemplo, no lo olvides. Procura ser coherente.
  • Respeta su espacio y su intimidad. Si quieres saber, pregunta, no presupongas y mucho menos registres.
  • También necesitan límites. Sé firme cuando tomes una decisión, cuando es sí es sí y cuando es no es no.

Madres y padres con implicación

Conociendo la realidad de tu familia, ¿qué más puedes proponer para que tu hijo/a adolescente se sienta integrado?

Los adolescentes necesitan a sus padres y madres. No es cierto que exista un conflicto generacional. En lo esencial, no difieren tanto los criterios entre padres e hijos. Crecemos imitando a nuestras figuras parentales, eso es un hecho.

Desde aquí te animo a tomar conciencia de la importancia que tiene en una persona su etapa adolescente.

¿Quieres ser un padre o madre activo? Cuenta conmigo si crees que puedo serte de ayuda. Contacta conmigo a través de mi web, correo electrónico o teléfono.

Mirari Bolumburu

Coach personal y terapeuta
www.mirarionlinecoach.com
hola@miraricoach.com
+34 618 735 651

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies